Si lo que buscas es una cinta de correr barata, nosotros hemos seleccionado para ti, de entre más de 100 modelos, las 3 que consideramos TOP este año. Las características a tener en cuenta en todas ellas son las que enumeramos a continuación:

  • Cintas que se aconsejan para iniciarse. También se recomiendan en casos específicos como puede ser el de una rehabilitación.
  • El confort en la actividad no va a ser un aspecto a destacar dado que son modelos muy sencillos.
  • Las características técnicas (motor, velocidad, inclinación) también van a ser limitadas.
  • Generalmente, no es conveniente un uso de más de 3-4 horas a la semana.
  • Estas cintas no son aptas para usuarios que alcancen los 100 kg.
  • Aún respetando el peso máximo recomendado y su frecuencia de uso, la durabilidad va a ser reducida.
  • Como no todo va a ser negativo, podemos encontrar modelos plegables.
  • La consola es básica, en consonancia con estas cintas de correr «low cost».

Hoy en día es cada vez más habitual el uso de cintas de correr baratas para la realización de los ejercicios diarios o semanales. Por eso tiene mucho auge este tipo de máquinas para el hogar, ya sean bicicletas estáticas, elípticas, spinning, máquinas de remo o cintas de correr. Con todas ellas vamos a poder realizar entrenamientos intensivos, pero no siempre vamos a poder realizar este tipo de ejercicio si las máquinas son de las más baratas del mercado.

Por ejemplo, las cintas de correr baratas tienen muchas limitaciones incluso comparándolas con las cintas de gama baja de nuestra web.

El poder utilizar una máquina de cardio en casa es una gran inversión a lo largo del tiempo, por ello hay que tener muy presente que debe ser un producto duradero y estable. Al tener la máquina en casa te olvidarás de las cuotas mensuales de los gimnasios, las pérdidas de tiempo con los desplazamientos, las limitaciones horarias o las inclemencias climatológicas, ya que siempre va a estar preparado/a para cuando tú la quieras utilizar independientemente de los factores que acabamos de comentar.

Pasar de una vida sedentaria a otra llena de vitalidad puede reportarnos una gran cantidad de beneficios para nuestro organismo, ya que además de mejorar el funcionamiento interno de nuestro cuerpo vamos a tonificar nuestra silueta. Ya sea perdiendo grasa, aumentando el nivel de endorfinas y por tanto de felicidad, o reduciendo el nivel de estrés, el uso continuado de una cinta de correr o cualquier otra máquina de cardio nos va a aportar beneficios que serían muy complicados de conseguir de otra manera.

CINTA DE CORRER BARATA: FACTORES A TENER EN CUENTA CUANDO VAS A COMPRAR UNA

Las cintas de correr baratas que existen en el mercado hoy en día generan mucha controversia. Para nosotros, una cinta de correr barata es aquella que tiene un coste inferior a 250 €.

Cuando vamos a comprar una cinta de correr hay que tener en cuenta una serie de factores para saber qué es lo que estamos buscando. Algunos de estos factores son:

  • Qué uso voy a hacer de la cinta de correr.
  • Si es suficiente con una cinta de correr barata o bien tengo que comprar alguna superior.
  • Con qué presupuesto cuento.
  • Cuántas personas vamos a usar la cinta de correr.
  • Cuáles son nuestras características físicas.
  • Qué proyección de futuro espero de la cinta de correr.

Estos son solo algunos de los factores a tener en cuenta, ya que el proceso de decisión de compra debe tener también en cuenta posibles lesiones, la propia estructura de la cinta de correr o las prestaciones que debe tener.

Si lo que deseas es realizar caminatas para estar en forma, puede ser que las cintas de correr baratas sean tu solución. En cambio, si quieres trotar o correr con la cinta, a lo mejor no es tan buena idea. Siempre dependerá de tus características físicas. Si deseas una cinta de correr que te ayude a perder peso y más adelante al mantenimiento de la forma física, es importante hacer la mayor inversión que puedas, ya que lo vas a notar sobre todo con el paso del tiempo y la calidad de construcción de la cinta.

En el caso de tener un presupuesto reducido debes pensar bien qué hacer con él. Una cinta de correr barata puede ser en ocasiones una gran inversión que vas a rentabilizar a través de la realización de ejercicio, pero también puede ser un quebradero de cabeza porque te empiece a dar fallos muy pronto al no poder soportar tu peso o tu ritmo de entrenamiento.