Quemar calorias cinta de correr

Cuando empezamos a realizar ejercicio e incluso cuando ya llevamos tiempo en el gimnasio, es muy común encontrar que el uso de la cinta de correr está incluido dentro de nuestra rutina de ejercicio. Esto se debe a que la misma es una de las máquinas que siempre podremos encontrar en cualquier gimnasio y sirve para quemar muchas calorías en cada sesión.

Pero, si estás en la búsqueda de nuevas opciones para saber cómo quemar más calorías en la cinta de correr, te dejamos los siguientes consejos para sacarle el máximo partido.

¿Qué ventaja tiene la cinta de correr?

La cinta de correr es una máquina estática que puede presentar diversas medidas dependiendo del fabricante. Es ideal para realizar entrenamiento físico en el cual puedes sentir que viajas a otra localización mientras te mantienes en el mismo lugar.

El uso más común de esta máquina es para realizar ejercicios cardiovasculares que ayuden eliminar calorías o para entrenar para algún deporte. Sin embargo, la misma también suele ser usada para tratar algunos casos que requieren terapia o rehabilitación.

Trucos para quemar más calorías con la cinta de correr

En muchas ocasiones, el uso común de la cinta para correr se vuelve un poco tedioso. Esto se debe a que día tras día realizamos la misma rutina sin agregarle variaciones o un nuevo nivel de dificultad. Entre los trucos que puedes realizar para variar tu rutina y quemar muchas más calorías, están los siguientes:

Estira un poco antes de empezar

Muchas personas suelen cometer el error de usar la cinta de correr sin haber realizado un calentamiento previo y a una intensidad bastante alta y eso puede ocasionar lesiones o calambres. Por esta razón, para poder evitar el riesgo de inconvenientes se debe realizar un calentamiento previo de los músculos.

Imagina que estás subiendo una gran montaña

Ya es momento de dejar de emplear la cinta de correr de manera plana. Busca en la máquina la opción de agregar una inclinación, la cual (dependiendo del grado de inclinación que agregues) será capaz de asemejarse a la cuesta de una gran montaña.

Con variación en la cinta de correr estaremos agregando intensidad al entrenamiento por la fuerza que deberán ejercer para poder subir la cuesta demandándole a nuestros músculos más resistencia y actividad para quemar más calorías en el mismo tiempo que empleamos siempre.

Corre en intervalos

Estar todo el tiempo en la cinta de correr con una misma velocidad puede resultar aburrido. Por ello, no hay mejor entrenamiento que el de intervalos, el cual se basa en alternar cada 5 minutos el ritmo de tu carrera a un ritmo más intenso para luego regresar a un ritmo más estable durante otros 5 minutos.

Con este ejercicio se busca movilizar la grasa corporal e incrementar la pérdida de calorías durante un entrenamiento regular de 30 o 60 minutos.

¡No te sujetes siempre de la cinta de correr!

Cuando estamos trabajando por primera vez con la cinta de correr o incluso en el primer minuto del entrenamiento solemos sujetarnos a las barras laterales de la cinta. Sin embargo, estar sujetos a ellas durante todo el entrenamiento puede resultar contraproducente.

Esto se debe a que el balanceo de nuestros brazos cuando corremos es el que nos permite trabajar más músculos y quemar mayor cantidad de calorías. Además, cuando nos soltemos de las barras y nos concentremos en el ejercicio, seremos capaces de transportarnos a otro lugar.

Incrementa la velocidad

Si el entrenamiento por intervalos no es de tu agrado, tienes la opción de incrementar la velocidad de la cinta de manera gradual, dándole tiempo a tu cuerpo de que se acostumbre a la nueva velocidad recordando que, en cada incremento de la velocidad (que siempre puedas mantener) podrás quemar algunas calorías extra de las que estás acostumbrado en sesiones anteriores.

Es importante recordar que el aumento de la velocidad no debe ser a grandes saltos sino que, debe realizarse el incremento poco a poco para no experimentar ningún tipo de dificultad al momento de continuar con el ejercicio.

Conoce el límite de tu cuerpo

Al momento de realizar ejercicios en la cinta se recomienda emplear un pulsómetro. Este dispositivo de control de las pulsaciones te permitirá conocer cuál es el límite de tu cuerpo y la intensidad máxima que puedes agregar por el momento, teniendo en cuenta que tu pulsómetro nunca debería pasar del 85% de la frecuencia cardíaca máxima.

Si necesitas ayuda para escoger un pulsometro adecuado, puedes visitar nuestra web sobre ellos, y elegir el pulsómetro adecuado para correr.

Compite con un compañero

Una manera ideal para motivarnos a aumentar la dificultad de un ejercicio (como la inclinación y la velocidad) es competir con un compañero o un amigo. Solo debes convencer a alguien y pedirle que se coloque en una cinta cercana o a través de modelos interactivos y compitan para conocer quién es capaz de lograr una mayor distancia en un tiempo delimitado.

La ropa y el calzado también importan

Cuando realizamos ejercicios cardiovasculares, la ropa y el calzado son importantes para la correcta realización de la misma. La ropa debe ser ligera y transpirable y que no se encuentre muy holgada o pegada al cuerpo dado que el sudor no se mantendrá en tu ropa haciéndola más pesada e incómoda.

En cuanto a los zapatos, lo mejor es emplear unas zapatillas adecuadas a nuestro tipo de pisada (neutra, pronadora o supinadora). Una vez las tengamos no solo nos sentiremos más cómodos, sino también estaremos cuidando nuestras articulaciones y disminuyendo el peso de la presión que ejercemos en cada pisada.

No te olvides del agua y una toalla

Como cualquier otro ejercicio, al estar mucho tiempo en la cinta de correr empiezas a sudar excesivamente, razón por la cual debemos contar con una toalla para retirar el sudor de nuestro rostro para evitar irritar los ojos o mojar la cinta. En cuanto a la hidratación, siempre debe beberse agua durante y después de cada entrenamiento para poder recuperar las energías pérdidas.

Para finalizar, la manera de perder más calorías en la cinta de correr no es solo realizar diversos ejercicios sino estar vestidos con ropa ideal que nos ayude a realizar los ejercicios sin ningún obstáculo adicional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba